Google+ Followers

martes, 12 de abril de 2011

Oriente en la Calle Corrientes - Norteamérica en la Pantalla

Aunque este blog se llame "Recetas", ya les dije que me iba a adentrar en otros terrenos, uno de ellos es el de los restaurantes en los que uno entra y parece que se fuera a otro país, en los que uno entra a un universo paralelo, si es que cabe esta posibilidad.
Resulta que así como el BAFICI (Buenos Aires Festival de Cine Independiente) tiene sus películas atípicas para el ojo amaestrado a Hollywood, también sus horarios son cosa extraña. Y bueno, a mi marido y a mí nos tocó una peli entre el té y la cena. Justo al ladito del cine CosmosUBA (una nueva etapa para una sala clásica) se encuentra  YUSHAN DA JIULOU y yo ya había pasado tantas veces por allí, que esta vez dije, es la oportunidad.
Zo-zo-pita!
Programa nocturno
Bien, para comenzar fue casi como un viaje relámpago a China en un inmenso salón con boxes, reservados y mesas redondas con centro giratorio, bebidas coreanas y mucha comida esperando por los comensales.
Albondigas y Coke!
Lo mío fue sencillo: una sopita de pollo y hongos chinos (ver foto) y 2 arrolladitos primavera con salsa de tamarindo. Pablo se conformó con unas albondiguitas de cerdo. Y eso fue todo, amigos, aunque lo bueno es que vamos a volver para seguir probando platos y atrevernos a algo menos tradicional.
El síntoma de que era bueno, es que había muchos orientales comiendo abundantemente.
Los precios, ajustados a la realidad; eso sí, vayan con mucho hambre o compartan porque los platos principales son muy grandes. La moza nos dijo: "¡Acá todo muy grande!"
Tienen delivery.
En cuanto a la película que acompañó esta minicena oriental fue "Waydowntown" (Algo así como el camino al centro, o el camino hacia abajo, depende de lo que interpreten cuando sigan la trama) de Gary Burns, canadiense él, de Calgary (no Cadbury como dijo la intérprete del director en el festival). Comedia ácida, ya después de 10 años creo que hasta Gran Hermano se volvió más ácido, yo seguiría adjetivando como negra, más que ácida pero efectiva y divertida. Un grupo de oficinistas hace una apuesta: ver si aguantan un mes dentro de la ciudad conectada por "15feetsplus", una especie de pasadizos entre edificios, shoppings y tu casa. Entonces, los muchachos van de su casa al trabajo y del trabajo a casa, como diría el General. Las fobias, la ira, la codicia, el egoísmo pero también la sensibilidad, la responsabilidad son sentimientos que jugarán a favor o en contra en esta loca competencia. Veremos si hay un ganador o si la asfixia nos gana a todos. Acelerada por demás, con muy bajo presupuesto, tan exiguo que se alquilaron 3 oficinas para filmar y en las contiguas a las utilizadas como set había gente trabajando de verdad. Muy loca en su continuidad, traten de seguir el día y las vestimentas de los personajes.
Cena y cine, nos vemos en la próxima RECIPes. Chau, chau!