Google+ Followers

lunes, 7 de mayo de 2012

MARATON DIA 4: PARTIDAS (OKURIBITO) + CERDO AGRIDULCE RE-REVERSIONADO

Cosas lindas están sucediendo en este intercambio entre cinéfilos y en mi caso también con los gourmet y gourmandes. Los invito a un viaje oriental que es la partida y la llegada en la búsqueda de esas respuestas de vida que nos reconcilian aunque antes nos atormenten. Como plat de résistance, la versión del Cerdo Agridulce de Jamie Oliver pero con los toques que se me ocurrió darle para una vuelta más de tuerca a esta receta bien apetitosa.

DESPEDIDAS (OKURIBITO) (JAPON-2008-Yojiro Takita):
Ganadora del Oscar(r) a Mejor Película de Habla Extranjera en 2008, tuve la gracia de verla como jurado en Montréal, y me pareció de esas películas que además de mostrar culturas muy diferentes a la propia, generan sentimientos, ponen valores positivos sobre la mesa, ayudan a disfrutar la vida aún en la situación más sordida, triste o sorprendente.

Daigo es un joven violoncelista que queda sin trabajo en la ciudad. Decide con su esposa que volverán al pueblo donde creció para iniciar una nueva vida o reiniciar la que dejó al mudarse a Tokyo. Es así que buscando trabajo le llama la atención un aviso, que parece de una agencia de viajes, y tal vez lo sea de alguna manera, un viaje al más allá, es una funeraria. Este trabajo y la preparación de los muertos para el funeral no es una ocupación muy bien vista por los vecinos tradicionales pero Daigo tratará de ocultar el empleo en el que el jefe lo llamará a cualquier hora para que lo ayude y vaya aprendiendo el oficio sin librarse de las bromas pesadas que le traerán problemas más tarde en el hogar. Pronto comenzará a encontrarse con un pasado que le da angustia y ve borroso el rostro de su padre, que un día lo abandonó en ese mismo pueblo pero también es el responsable de que él ame la música, hecho que le crea esa lucha interna por buscarlo. Todo este viaje al pasado, en el presente y proyectándose al futuro interno del filme irá descubriendo a Daigo la respuesta a esas preguntas que siempre se hizo. Todo ocurre por una razón y en cada funeral que veamos, habrá una pista más para el joven violoncelista. Hermosas imágenes de paisajes, una música que llena el alma y conmovedoras escenas que quedarán boyando agradablemente en el paladar cinéfilo.



Una peli japonesa sin estridencias ni violencia extrema, que recomiendo para emocionarse y caminar junto al protagonista. Y como en todo animé hay escenas de personajes que comen groseramente disfrutando de un montón de platos que parecen sabrosos esta no será la excepción y tal vez uno de esos manjares sea el que vamos a preparar más abajo. La curiosidad es que el jefe de Daigo aparece en otra peli comiendo copiosamente y está en este blog comentada, La Chica del Ramen.



RE-VERSION DE LA VERSION DE JAMIE OLIVER DEL CERDO AGRIDULCE (no tan agri ni tan dulce): Seguimos con el Pasalo! y que si vuelve ya haya sido aprendido por unos cuantos más.

Para 2 personas:
-Sal marina y pimienta negra recién molida
-200 g de arroz de grano largo
-200 g de churrasquitos de cerdo
-1 cebolla roja pequeña
-1 diente de ajo
-1 pimiento rojo o amarillo (o 1/2 de c/u)
-hongos champignones o portobellos
-un trozo de raíz de jengibre
-guindilla roja fresca
-manojito de perejil plano o cilantro fresco
-aceite de sésamo
-1 cucharadita de curry chino
-1 cucharadita Maizena
-2-3 cucharadas de sopa salsa de soja
-lata de ananá en almibar (pequeña)
-2 cucharadas de vinagre balsámico

Salteado:
Cocinar el arroz tal como lo haces habitualmente, escurrirlo y dejarlo aparte en el colador, cerca del calor y tapado con papel de aluminio. Cortar los churrasquitos en dados. Pelar y cortar por la mitad la cebolla roja y a continuación trocearla en cubos de 2 cm. Cortar a lo largo el pimiento, retirarle las semillas y trocearlo en dados de 2 cm. Pelar y cortar en finas láminas el jengibre y el ajo. Cortar con cuidado la guindilla (ni se les ocurra rascarse un ojo o tocarse la cara con la mano con la que cortaron la guindilla) y si no les gusta muy picante, es opcional, con 1/2 pequeña estaría bien.

Para cocinar el salteado:
Calentar un wok o sartén bien grande a fuego fuerte y cuando esté que re-pele, echar un buen chorro de aceite (sésamo). Añadir la carne, el curry y saltearlo todo. Dejar cocer hasta que se dore un poco y a continuación retirarlo del fuego a un cuenco. Limpiar con papel el wok, volver a poner al fuego y cuando tome temperatura alta, dos chorritos de aceite y añadir los ingredientes ya picados. Revuelve y saltea, dejar cocinar durante 2 minutos. Esparcir y revolver con la fécula de maíz (Maizena), echar 2 cucharadas de salsa de soja, dejar en fuego 30-40 segundos y luego echar los trocitos de ananá con todo su jugo, el cerdo reservado y el vinagre balsámico. Sazonar con pimienta negra y un poco más de salsa de soja, si hiciera falta. Reducir la salsa dejándola unos minutos más en le fuego hasta que tenga consistencia como almibarada, de salsa concentrada.

Et voilà, el resultado!
(Foto: Pablo Recondo)

Disfrutenlo y no dejen de visitar las opciones que el MARATON DE BLOGS DE CINE ofrece en FILM FOCUS.

Hasta el próximo RECIPes, chau, chau!