Google+ Followers

viernes, 31 de agosto de 2012

EL TERCER PASO DEL MENU NOLAN +VINDALOO POR UNO DE MIS HEROES DE LA COCINA

Tardé en publicar otra vez, tenía una razón y era que primero debía salir en papel y luego adaptar lo que diría para ustedes, querido público que se sienta a la mesa de RECIPes. Les presento el fin de la oscura trilogía Nolan, que fue sacudida varias veces por el drama en la vida real del estreno pero que no la dejó atrás en los números aunque le dio unos golpes de villano en los primeros días haciendo hasta bajar las acciones de la Warner. Pasa en las películas, pasa en...

El Caballero de la Noche Asciende: Me reí muchó con un tweet que hablaba de #TDKR, antes de que se estrenara, que creaba expectativa, suspenso y me preguntaba de qué se trataba si a los TDK (marca de cassettes) hacía mucho que no los usábamos y se le agregaba una R, entonces debía ser algo regrabable. Comenté la duda con el amigo twittero que enseguida me dijo que se trataba de la peli de Batman. En todo caso, tanto mirar Graduados había quedado pegada en los 80s y los cassettes.

A las pruebas me remito...


Volviendo con el tema de esta sección del post, me costó sentarme a escribir sobre el fin de la trilogía de Nolan. No puedo no dejar de comparar y las comparaciones son odiosas, en principio, está el Batman de Michael Keaton, dirigidas sus dos películas por Tim Burton, se puede decir que comparten la oscuridad y mientras en Burton se trata de justificar la maldad de los villanos por infancias infelices o maltratos de juventud, en la última saga, los malos son muy malos y punto. Nolan trata de construir la imagen del ¿héroe? encapuchado haciendo desaparecer al millonario Wayne, con su poco compromiso aparente hacia Ciudad Gótica, salvo su ayuda al orfanato, y fortalecerlo desde el enojo y el dolor. Esos sentimientos podrán verse opacados frente al amor, ése que le fue arrebatado por un villano en la segunda película y que en el fin servirá de cicatrizante y combustible para ascender. Batman no tiene superpoderes pero su sola aparición invoca al vaquero solitario del western que hizo famoso al cine norteamericano en todo el mundo (creo que lo leí por ahí en otra crítica muy crítica, no me quedo allí). Es por esto quizá que en el espectador la simpatía puede caer tanto en el héroe que raya con el antihéroe o incluso, calzarse los zapatos de un malvado como Bane, que detrás de su máscara reclama lo que es suyo sin importar a quien hace daño. La ambigüedad juega en el cuarto tenebroso y va alimentando los miedos cuando no hay amor. Alfred se encargará de dar consejos que podrían caer en saco roto, las mentiras del poder saldrán a la luz y dejarán a los guardianes honestos de la ley desarmados.

Me quiero detener en los personajes femeninos que tendrán un rol importante junto al Caballero de la Noche. Uno de ellos, al que podríamos llamar hasta la mitad de la película Gatúbela y después, rebautizarla, se mueve elásticamente por la pantalla y yo digo que no es la mujer más fuerte de esta entrega; hay otra que hasta causa un nudo en el estómago por tanta frialdad y cálculo, Nolan en estado puro. Y a ella tendrán lamentablemete que verla en pantalla para saber de quién se trata y no estoy colaborando con la Warner. Sino, volveré en otro post cuando ya la mayoría esté en otra cosa y por qué no incluirla en mi tesis de grado sobre "Mujeres Fuertes" (ni Batman me ayuda a terminarla!!!).

Hay varios personajes secundarios que agigantarán su presencia y dejarán que el rompecabezas se termine de armar, muchos ya los conocemos de las anteriores, como el comisionado Gordon, Foley, Fox y sus inventos, el desagradable abogado, que no me acuerdo el nombre, pero sigo viéndolo con una capucha llena de gusanos en la cara. Finalmente, aparecerá en escena Blake, un policía joven y que casi imaginábamos peleando al lado de Batman antes de que se estrenara.

Mucha acción, que no deja respirar, y por eso mismo se soporta en casi 3 horas de película sin intervalo, con buena fotografía y no tanto truco digital, una banda sonora intensa. Hay que repasar los capítulos anteriores para poder comprender todo el cuadro, no obstante, si no lo hacen, tendrán algunos pantallazos del pasado y vuelta al presente.

Me cerró, impacta pero no al punto de la segunda (perdón por seguir comparando, es inevitable), que todavía no pude volver a ver entera pues ese Guazón interpretado por Heath Ledger es la imagen del mal mismo. Por ahí conversando sobre este tema de los malos en pantalla tan definidos surgió la idea de los cuentos infantiles en donde no había grises y que así se distinguía claramente la luz de la oscuridad, quizá sea una vuelta a esas identificaciones precisas, por lo pronto, el cine de Nolan, todavía me causa escalofríos en ese sentido.


AHORA, JAMIE OLIVER vuelve a RECIPes en una receta especiada, agridulce, especial para compartir después del evento del Caballero que Ascendió de la Noche:

VINDALOO (cocina de indo-europea con una vueltita de rosca por esta cocinera que le gusta experimentar)

Ingredientes:

-400 gr churrasco de cerdo
-3 cucharadas de pasta de curry picante (yo conseguí marca Marta Ayerza y por acá dicen también que hay una que se llama Patak's y sino mezclar curry con pimentón picante, laurel, un poco de aceite, aceto balsámico, tomate concentrado, sal, pimienta, ajo, y algún toque especial que quieran darle).
-1 trozo del tamaño de un pulgar de jengibre fresco
-Perejil fresco o cilantro
-1 lata de tomates
-Aceite de oliva
-1 cubito de Manteca
-4 cucharadas de aceto balsámico
-1 cucharada de miel líquida
-1 limón o si consiguen limquat (cruza entre limón y lima)
-2 cebollas pequeñas.

-Arroz para acompañar

Preparación:

Pelar las cebollas, partirlas por la mitad y cortárlas en juliana - Pelar y cortar el ajo en láminas finitas - Cortar el jengibre en rodajas finas - Quitar las hojas del perejil o cilantro y picar muy finos los tallos - Cortar los tomates que sacamos de la lata.

Cocción:
En una olla ancha y de mediana altura, a fuego medio, verter dos chorritos de aceite de oliva y el cubito de manteca - Añadir las cebollas, el ajo, el jengibre y los tallos picados de perejil/cilantro, sofreír por 10 minutos, hasta que se ablanden y se doren - Introducir el cerdo y la pasta de curry - Revolver muy bien para que los trozos de carne se impregnen, sazonar con sal y pimienta - Añadir los tomates, el aceto, la miel y agua para cubrir todos los ingredientes), remover todo otra vez - Esperar a que vuelva a hervir para bajar el fuego al mínimo y que se cocine en suave hervor por 45 minutos y con olla tapada. Ver que no se consuma mucho el agua, sino agregarle un poco si es necesario. - Cuando la carne esté tierna y bien cocida es el momento de sazonar con sal y pimienta; con prudencia, dice Jamie.

Presentación, no es mi gusto, pero si lo quisieran y la preparación está ultra picante, se puede acompañar con un poco de yogur natural sobre la preparación. Y como les decía unas porciones del arroz a la manera que les guste cocinarlo, mejor si no tiene mucho condimento (podría ser cocido con sal y una hoja de laurel).

Hasta la próxima RECIPes, chau, chau