Google+ Followers

martes, 27 de noviembre de 2012

LOS FARRELLY BROS: COMEDIAS EN CONTRA DE LA DISCRIMINACION +MERIENDA EN PRIMAFILA

Peter y Bobby: Un Menú Inclusivo

En esta casual recorrida por cierto cine de autor y percatándome de un sello en una peli de sábado a la tarde, es que me pongo a postear sobre ellos, que son dos, Peter y Bobby y nos hacen reir, a veces desde costados algo escatológicos y digo que es bueno porque su público a veces es reacio a adquirir lecciones más serias desde otras pantallas y menos desde otras opiniones de pares.

Válido es el recurso de estas comedias de los Farrelly Brothers aunque en mi condición de dama muchas veces no me animé a verlas de una pero sí me animo a recomendarlas después de haber pasado la prueba.

No será un paseo por su filmografía completa, sólo por algunos títulos de su abundante menú:

Tonto y Retonto, Locos Por El Juego y Locos Por Mary son la trilogía que quizá más pego entre los fans locales de los hermanos (1994, 1996, 1998). Confieso que la primera de 1994, no me la banqué, la segunda es la que vi en el cable, un sábado por la tarde y cuyo título original es Kingpin. Allí, Woody Harrelson perderá un brazo y él es jugador de bowling y tendrá que enfrentarse a Bill Murray, su contraparte y el causante del accidente que dejó manco al bueno. Además, hay una historia en la que deberán salvar la granja de una comunidad mormona de que se las rematen y uno de sus miembros deberá viajar a Reno para ayudar a conseguir el dinero para la terminar con la deuda, donde se cruza con Woody. La tercera, todos la conocen y ya es casi una peli de culto, con Cameron Díaz como la Mary del título que pone de la cabeza sobre todo a ese Ben Stiller que sufrirá por su amor mientras el malvado Matt Dilon y el perrito histérico tratarán de no hacerle fácil el camino.

Decía que los filmes de los Farrelly siempre apuntan a los temas sociales (consumo, fidelidad, trabajo, matrimonio, familia, medios) y se convierten en críticas a la sociedad en la que viven. Siempre tratan de incluir a personas con capacidades especiales, la más saliente de sus creaciones al respecto es Amor Ciego, para mí una de sus mejores películas y lo más saliente, una comedia romántica apta para todo público, digo no sólo para rosa sino también para el celeste aunque le cueste. Lo que cuenta en esta película es la mirada del protagonista, Jack Black que desechaba lo que no era bello y perfecto y es encantado por un gurú para empezar a ocuparse del interior que hace ver al exterior tal como deberíamos verlo, sin descartar a nadie. Ése es el mensaje de los Farrelly y como lo dicen en el sitio de la Sexta, Marca de la Casa(TM), estos chicos hacen ver a los que todos considerarían débiles como los verdaderos héroes de la pantalla, son sus personajes fuertes y los que ponen las cosas en su lugar. No importa que tengas un aparato de ortodoncia, muletas, estés excedido de peso, seas siamés, miope, etc., etc., etc., los Farrelly tienen un lugar de privilegio para que aprendamos que ninguno de nosotros está libre de estar de uno o del otro lado del mostrador y ser amables.
El resumen de Marca de La Casa

En Inseparablemente Juntos veremos a hermanos siameses, con intereses y sensibilidades diferentes pero unidos por la naturaleza tendrán que enfrentarse a dejar su restaurante de comidas rápidas (es muy gracioso ver cómo no dejan que nadie les arrebate el récord de preparación de sandwiches) e ir por su destino.



Parece mentira pero mientras buscaba para hacer el artículo de hoy me di cuenta de que había visto más pelis de los Farrelly de las que yo recordaba: Amor en Juego, La Mujer de Mis Pesadillas, Osmosis Jones (que incluye dibujitos y apunta más al público adolescente), Irene, Yo y Mi Otro Yo, quizá ustedes también tengan la nueva versión de Los Tres Chiflados, la que suscribe, todavía no. Como se darán cuenta, no son paracaidistas y creo que seguirán en este camino y los seguiremos de cerca.

Es Mejor Si Lo Vemos Desde la Primafila:
Y eso ocurrió uno de estos días de primavera por la tarde en que a Buenos Aires se le ocurre una tormentita sorpresiva y nada mejor que ir a refugiarse en algún café o restó que ofrezca servicio de merienda como lo es Primafila en el Buenos Aires Design en Recoleta.

Después de pasear por la feria de artesanos y esquivar las obras del subte, que por cierto convirtieron el lugar en zona de guerra, lástima porque quita un poco la vista, fuimos a las terrazas del Design y allí encontramos este lugarcito, que también está de remodelación pero tiene un ambiente bastante agradable a pesar de todo.

Pedimos una merienda para dos: té, café con leche, y una selección de tostadas (pan de campo e integral acompañados de queso blanco y mermelada casera) y dulces que incluían: scons, brownies, cheesecake, crumble de manzana y también, unos triples de jamón y queso. 


El premio fue para la cheesecake seguida por los scons y el pan integral. El menos para el crumble que no estaba tan crumble. 
El precio para 2 personas fue de 89 pesos, así que bastante conveniente, ¿no?
Otro día tendremos que ir a probar la pizza y la pasta, más adelante.


Hasta el próximo RECIPes, chau, chau!