Google+ Followers

miércoles, 17 de abril de 2013

BAFICI 15: UNA DE YAKUZAS + SI UD. DECÍA QUE SABÍA COMER SUSHI

Buenas, buenas. Después de 2 premios Liebster, entrada en la Asociación de Blogs de Cine y convocatoria a la próxima Maratón de Cine Blogs de Film Focus, hay suficiente presión y aliento para escribir y llevarles a ustedes, queridos lectores, algo divertido, curioso e interesante sobre lo que RECIPes hace: cine y cocina.


Al fin estrenamos BAFICI (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente cumpliendo 15 años), a dos días de su comienzo, fecha cara para el blog (ya que fue para mayo de 2011 que comenzó esta aventura con contenidos sobre este Festival). El viernes, la primera aproximación fue con la película sorpresa, sección que sorprende diariamente a los espectadores desde la sala Cronopios del Centro Cultural Recoleta una de las sedes del BAFICI y que está ambientada como una plaza en la que uno podrá, o bien sentarse en reposeras de plástico o recostarse sobre la tribuna con varios almohadones que harán más cómoda la estadía. Muy pintoresco.

Ahora sí, la peli que proyectaron fue un clásico del cine de yakuzas o mafiosos a la japonesa llamada "El Vagabundo de Tokyo" (Tokyo Drifter) del director Seijun Suzuki. No conocía la obra de este señor pero tiene 54 títulos en casi 50 años. El Vagabundo es de 1966 y nos muestra las desventuras de un mafioso que quiere regenerarse pero su entorno no lo deja. Nunca mató a nadie y los de las otras bandas lo ven como un mito ya que dicen que nunca nadie podrá matarlo, luego de sobrevivir a una golpiza de la banda que más rivalidad les ofrece. Una cantante está enamorada de él pero Tetsuya Watari, la rechaza constantemente y sigue escapando para no quedar atrapado en algo que puede hacerle daño a él o a los suyos. La cosa se complica cuando le hacen dudar de que su mentor también quiere matarlo para quedarse con un edificio que es lo primero que se pone en juego entre los rivales y terminar con la leyenda del Fénix encarnado en Tetsuya. Filmada como un spaguetti western y hablada en japonés, con una balada silbada y cantada, además de pegadiza, peca de muy inocente e infantil en algunos pasajes. Desde mafiosos con demasiados códigos que hasta tienen pena o se encariñan con Tetsuya y no quieren matarlo hasta escenas que por la iluminación y los colores y las peleas parecen extraídas del Batman legendario de los 60 (destaco la del saloon con marineros norteamericanos de los que los japoneses se burlan).
Hay planos interesantes y está muy cuidado el vestuario de los personajes, que habla al ritmo de la película, tanto que Tetsuya se convierte en una especie de sacerdote, de hombre casto que termina caminando por una edificación que parece una catedral y vestido de blanco.
También, se puede ver cómo las dificultades del protagonista lo hacen avanzar lentamente, en su peregrinar huyendo de Tokyo, tan sólo caminando por la nieve o yendo en tren (un tren a vapor, no el tren bala), pero cuando descubre los alcances de la conspiración en su contra vuelve en avión.

Una peli bien BAFICI, no una novedad pero una atracción que seguro no quieren perderse los fanáticos de lo inusual, de ese cine que no vamos a ver todos los días.


Encontré el video en el que se escucha la canción que siempre acompaña a Tetsuya:


Un Cacho de Cultura Oriental:
Para la dama, para el caballero y para todo aquél que piensa que al día de hoy sabe cómo comerse un maki, un roll o un niguiri. Acá, quiero que me sean sinceros en los comentarios, porque en realidad, yo misma, que como con palitos (ohashis) no sabía que se puede comer con la mano, lo que no es menos difícil ya que cada movimiento forma parte de un protocolo y se puede caer, a la vista de los que conocen estas reglas, en mostrarse como un maleducado. Otro problema es con la salsa de soja, el picle de jengibre y por supuesto con el wasabi, en el video verán su uso correcto para no quedar mal la próxima vez que prueben esta oishii (deliciosa) comida japonesa.

Los dejo con la lección práctica y me cuentan luego sus experiencias con el sushi (está en inglés pero claramente, en lo visual se explicita lo correcto y lo incorrecto).



Hasta el próximo RECIPes con más BAFICI. Chau, chau!