Google+ Followers

miércoles, 31 de julio de 2013

2da. MARATON CINE BLOGGERS - DIA 5: PRINCESAS DISNEY REMIXADAS + RADIANTE FLAN DE LECHE CONDENSADA

"Valiente" y "La Princesa y "El Sapo" demostraron que el estudio del ratón más famoso se preocupa por no perder audiencia y aggiorna sus personajes dotándolos de rasgos más propios del público posmoderno.


LA PRINCESA Y EL SAPO no sólo es una historia divertida y atrayente para grandes y chicos, nuestra heroína quiere cumplir un sueño: tener un restaurante en Nueva Orleans, cuna del jazz. Ella está a años luz de llegar a hacerlo realidad. Sin embargo, su mejor amiga es millonaria y todo lo que ella pide, su padre se lo da, siempre anda vestida de princesa, vestidos que la madre de Tiana (la princesa del título) confecciona para la consentida. Todas las tardes es hora de cuentos y el favorito es la historia del sapo que se convierte en príncipe por el beso de una princesa. Tiana no está convencida de esto de besar sapos, jamás lo haría. El asunto es que un heredero del trono cae en la ciudad, echado por su padre y tendrá que ganarse el reino trabajosamente, lejos de la vida de palacio y con un límite de tiempo. Este límite se verá más complicado al caer bajo el embrujo de la magia negra que lo convertirá justamente, sí, adivinaron, en un sapo. Tiana y Naveen, el príncipe junto a una luciérnaga y una banda que hace acordar a los personajes del partido de fútbol de "Travesuras de Una Bruja", músicos ellos y con nombres de excelentes e históricos del jazz, partirán al Bayou a buscar a quien pueda terminar con el hechizo. En el camino, entre pelea y pelea, nacerá el amor, todo alumbrado por un poético romance entre la luciérnaga y una estrella que enseñará cómo es el verdadero amor.
Con pocas voces de artistas taquilleros, esta peli es una perla que habrá que conseguir como tesoro de la DVDteca.


En nuestro segundo plato del menú encontramos a Mérida que tampoco es la típica princesa de Disney y que encaja convenientemente en los tiempos que corren: no se somete a la tradición ni a la comodidad, ella quiere ser arquera (de arco y flecha) y defender al castillo de los osos del bosque, como aquél que atacó a su padre y le dejó de mal recuerdo una pata de palo, luego del combate. Infaltables brujas y hechizos, que más que ayudarla a la niña valiente a cumplir de la manera que ella quiere el pedido de liberarse de su madre, harán, a la fuerza, que recapacite sobre su orgullo y su capricho. Alimentado por una atmósfera celta, desde la música, el vestuario y la mística, el conflicto empezará cuando llega el tiempo en que la joven deberá comprometerse con alguno de los primogénitos de los otros tres clanes de la región y así mantener a su familia en rol de clan líder. Mérida es todo lo contrario a una niña educada por la realeza, no porque su madre no insista con afán en que ella sea una princesa sino porque la pequeña se escapa cabalgando a los paisajes para encontrarse con la naturaleza, y su cabellera rojiza al viento es el rasgo distintivo de su rebeldía. Lo que complica las cosas es que un día se encontrará con una talladora de madera que le concederá el hechizo que cambie su destino. De a poco, Mérida se dará cuenta de que su futuro está atado al de todo el reino y que lo que ella haga tendrá consecuencias sobre su persona, su familia y su lugar. No es la primera vez que pasa y por eso debería haber escuchado con más atención los consejos maternales. Esta aventura de Pixar no escapa de las maravillas anteriores en cuanto a contenido y a lo visual (se puede atrapar al público sin necesidad de utilizar anteojos 3D). Se disfruta de cabo a rabo, con mucho humor y para reunir desde los más pequeños hasta los más jóvenes de la familia. Ganó el Oscar® en el rubro animación y se lo merece. Fue dedicada al visionario de la tecnología, que posibilitó la evolución del cine y las técnicas de filmación digital, el señor Steve Jobs, un alma que está detrás de este cautivante filme. Recomiendo que no abandonen la pantalla hasta que terminen los créditos finales.

En el espacio de las recetas, uno dedicado a aquellos que como estas princesas no quieren gastar mucho tiempo en la cocina y que con pocos elementos pueden hacer magia para alegrar a sus convidados. Les presento un FLAN hecho con LECHE CONDENSADA:

Mis tips para la receta que verán más abajo: decoración con duraznos en almibar, y en la mezcla agregar licor de naranjas y ralladura de limón.

Y con esto me despido hasta el Día 6 de la Maratón Film Focus!