Google+ Followers

lunes, 14 de octubre de 2013

EL ARTISTA SIN VOZ +UNA SOPA CON VOZ PROPIA

Mi primer paso en este menú incluirá un exquisito plato en blanco y negro de la factoría cinematográfica contemporánea y es El Artista. Me enganchó un domingo a la tarde en la pantalla de mi televisor y me emocionó con esta historia de amor, que no es una historia común, ya que según mi punto de vista, el romance es entre la imagen y el sonido. Que hasta la época en la que comienza el filme iban separados, que muchos experimentos se hicieron y que al final, ¡eureka!, el audiovisual nació y George Valentin, el actor del momento, que disfruta de su fama pero no le importa nada más, un día se enfrentará al villano al que jamás esperó y que será que sus películas y su imagen ya no importarán tanto al mundo por un pequeño y azaroso detalle, su propia voz. Ese día, también conocerá a una estrellita muy atrevida que osa salir besándolo en la mejilla en la primera plana de las revistas del corazón y todos se preguntarán quién es esa chica. Resulta que esa chica, Peppy Miller (Bérénice Bejo, una argentina que ya es más francesa que de por aquí), de a poco irá apropiándose de las pantallas y será la voz también que cautive a los espectadores. George, sin querer la hace saltar a la fama y su negación para con el sonido lo alejan de este ángel que no se olvidará de la gloria del pasado. Escenas melodramáticas que seguramente vivieron muchos actores de esa época que brillaban sólo por el hecho de que el cine era un gran entretenimiento y ellos mudos encantadores pero sus voces no se correspondían con sus rostros y menos con las películas que filmarían en el sonoro.
Jean Dujardin y Bérénice Bejo son una brillante pareja acompañados por John Goodman, al que le toca estar del lado empresarial y prender y apagar la luz de las estrellas del Kino Motion Pictures Studio más un James Cromwell, como el fiel mayordomo, que más que mayordomo es un amigo y el pequeño Uggie, un perrito que debió haberse llevado el Oscar(r) por su actuación (no sé a qué raza pertenece pero parece que son canes actores por ADN ya que he visto a otros, uno el de la serie Fraser y ahora hay un comercial de TV que el perro es de esta misma clase), todos dirigidos por un Michael Hazanavicius, que mereció lo que ganó de la Academia. Qué loco que los franceses dieron su visión del momento en que el cine se hizo sonoro con El Artista y que desde EE.UU., se rescató la figura de Méliès, padre de la ficción, el Julio Verne de las pantallas y cuyo arte se desarrolló en Francia, con La Invención de Hugo Cabret, otra excelente película sobre el cine y su historia que vale la pena ver.
Renglón aparte para la dirección de arte, que si bien no ganó, creo que debe haber tenido un trabajo bastante delicado al tener que filmar en blanco y negro y lo que es la especial iluminación para crear los climas. Si no la vieron todavía, anímense, es una peli muda que da para hablar horas y horas. Creo que también hay un homenaje a Charles Chaplin que se rebelaba y no quería hablar en sus películas. El público esperó la escena final de Tiempos Modernos  para escuchar su voz y menuda sorpresa se llevó con la canción que interpretó Carlitos, esta Charabia que viene a continuación:


Y ahora, inspirada en la cocina de los Tiempos Modernos, mejor dicho posmodernos y de la mano del blog Cukmi, donde pueden encontrar variadas recetas, les paso esta Sopa Cremosa y Picante de Choclos:

Ingredientes:
-500 gr de maíz, si la quieren artesanal, artesanal (o una lata de choclo cremoso, es lo que yo utilicé y va muy bien con la cremosidad resultante)
-1 cucharadita de aceite de oliva
-1/2 papa mediana picada
-3 dientes de ajo picados
-1 1/2 cucharada de ají en polvo (pimentón)
-1/4 cucharada pimienta negra
-1 cebolla mediana picada
-1/2 cucharada sal y cant. necesaria al gusto
-2 a 3 tazas de caldo de verduras
-1 cucharadita comino, o garam massala o nuez moscada
-1 pizca de pimienta de cayena

Toppings:
-Panceta ahumada bien crocante en trocitos
-Croutons (si les sobraron los bordes del pan lactal o las tapitas que nadie se come, las fríen ligeramente en una sarten y las reservan para agregar bien sequitas a la so-so-pita)

Preparación:
1-Cortar cebolla y papa
2-Calentar el aceite, añadir la cebolla y rehogar 5 minutos hasta que esté transparente
3-Agregar la papa y el caldo, llevar a ebullición y cocinar hasta que las papas estén bien tiernas (aprox. 10 min.). Agregar el choclo (Previamente cocido o el contenido de la lata) y cocina 2 minutos más.
4-Añadir un poco más de caldo (si está muy espesa). Agregar todas las especias.
5-Sacar del fuego y procesar la mezcla con batidora o procesadora hasta que esté homogénea.
6-Servir en cuencos con toditos los toppings que se les ocurran. Miren que es muy HOT!


Hasta el próximo RECIPes, chau, chau!