Google+ Followers

miércoles, 7 de noviembre de 2012

MARATON 2 DIA 6: DULCE Y LOCO ESTUPIDO AMOR +DULCE SUNDAE POR MARU BOTANA

El Festival de Cine Blogs de Film Focus me hizo sentarme a ver una peli que ya quería ver de antes pero que no encontraba el momento. La procastinación terminó cuando en la pantalla se encendió "Loco y Estúpido Amor". Sencillamente, me enganchó porque me encontré con caras conocidas y aunque el argumento es bastante simple en cuanto a enredos se refiere hay varias frases y escenas que te hacen recordar la peli por bastante tiempo.

1-Una agarrada a piñas de 4 hombres que luchan por lo suyo y equivocadamente en sus motivos.

Photo by courtesy of Warner Bros P. - (c) 2011 Warner Brothers Entertainment Inc.
2-Cuando la chica linda le dice al chico lindo al ver su físico que parece que le hubieran hecho un photoshopeado en vez de ir al gimnasio.


3-La escena inicial en el bar en donde se ven los zapatos de los comensales por debajo de las mesas y se puede inferir qué está sucediendo por encima de las mesas en las conversaciones de los dueños de esos calzados.

4-Una escena en que todas las esperanzas se rompen y cada uno va lamentándose de su destino bajo la lluvia al mejor estilo P T Anderson.

El personaje de Steve Carrell que siempre ronda en el pobre desvalido marido, novio, hombre que tiene que empeñarse por conquistar y reconquistar a la mujer que ama, esta vez es amenazado por Kevin Bacon!!, cuanto hacía que no lo veía en una película actual, porque el otro día me enganché con Quicksilver que ya es un recuerdo ochentoso. ¿Se acuerdan del índice Kevin Bacon que medía el grado de separación entre actores por haber actuado con el susodicho o tener conexiones? Era impresionante pero casi todos estaban en el rango 1 ó hasta 3, que es lo suficientemente cercano. Aquí por nuestras pampas teníamos el de Ulises Dumont.

Bien, volviendo a la comedia romántica, tendrá como les dije esos momentos que atrapan y luego, algún que otro cliché y/o aletargamiento de la acción. Sin embargo se defiende bien y lo que tenemos en cuanto a línea argumental, además de la historia de Cal Weaver (Carrell) que se tira de un auto cuando su mujer (Julianne Moore) le dice que lo engañó con un compañero de trabajo (Kevin Bacon), es la aparición de un joven de impecable vestuario (Ryan Gosling, suspiro de la platea femenina), en un bar de solteros y piratas, que escuchando que Cal repite y repite su historia, se compadece y decide ser su coach para cambiar su estilo "Virgen a los 40" (otra de Carrell) y ponerlo de nuevo en carrera. El asunto es que seguiremos además los pasos de Nanna, una abogada recién recibida y que sueña con casarse con el socio principal del bufete para el que trabaja y ella sospecha que le tira onda, aunque su mejor amiga no cree que esto terminará así. El hijo de Cal y Emily, Robbie, tiene 13 años y a veces parece más seguro que sus padres, o al menos más decidido, en una ebullición de hormonas, se enamora perdidamente de su niñera, Jessica, que a su vez le hace ojitos desde sus 17 años a Cal. Jonah Bobo, tal es el nombre del infante que personifica a Robbie y que ya había pasado por la pantalla en la aventura de ciencia ficción Zathura (recomendada para ver en familia).
Como verán esta peli tiene un montón de spin offs y la interacción de los personajes es un ingrediente clave, olvidaba citar a Minnie Driver, siempre tan en su lugar y generando también algún que otro conflicto al pobre de Cal.

Cá uno es cá uno y cá cual es cá cual, no sé quién decía esto pero parece ser la moraleja y si bien se puede aprender de los demás para ser mejores no servirá si ese cambio no está en la esencia de uno mismo, lo que puede provocar además de la hipocrecía, un nuevo vuelco negativo. La sinceridad, la franqueza y no tanto lo que se ve como exitoso es otra de las lecciones que podemos rescatar de la historia escrita por Dan Fogelman que se encargara de los guiones de Cars, su secuela Cars 2, Enredados y Bolt, todas ellas para Disney y Pixar. La dirección estuvo a cargo de una dupla, Glen Ficarra y John Recqua, que tienen un poco de todo en su haber desde Como Perros y Gatos (flojita en cumplimiento de lo que prometía), la polémica Una Pareja Despareja, en donde Ewan McGregor y Jim Carrey son la pareja de la que habla el título y Un Santa No Tan Santo (aquí uno como director y otro como escritor), irreverente pero con mucha crítica social con el gruñón Billy Bob Thornton.

El dulce no viene sólo en la comedia romántica y como la temperatura aumentó y mucho en el Hemisferio Sur, esta vez voy con un postre helado que les comparto desde el blog de cocina de Maru Botana en la página de LaNación.com

Sundae con crema de chocolate y manteca de maní :

Ingredientes para 6 porciones 

Para la presentación: 
4 bochas de helado de chocolate
4 bochas de helado de vainilla
4 bochas de helado de crema americana
4 cdas. de maníes salados

Para la salsa: 
175 cc de crema de leche
100 g de chocolate con leche
100 g de manteca de maní
3 cdas. de miel de maíz

Preparación:
Para la salsa, poner juntos en una olla la crema, el chocolate rallado, la manteca y la miel.
A fuego suave y revolviendo siempre, dejar cocinar hasta que todo se haya disuelto y homogeneizado.
Para el armado final, en una fuente pequeña, vasos o bols poner alternadamente una bocha de cada uno de los tres helados; salsear por encima con la preparación de chocolate a temperatura ambiente, espolvorear con el maní picado y servir inmediatamente.


Hasta el próximo RECIPes, sin mucha dilación, mañana será,

chau, chau!