Google+ Followers

jueves, 8 de noviembre de 2012

MARATON 2 DIA 7: FRIAS ALMAS EN CALIENTE TARDE +DESCENDIENTES DE CLOONEY +CLERICOT REFRESCANTE

En este pequeño menú de tres pasos, encontraremos de entrada a un actor que estuvo a las órdenes del director del plato de resistencia y el protagonista de la bebida será el mismo de la película de la que hablamos en el segundo paso pero de la que contamos poco y nada.

¿Los mareé un poco? Seguro que sí. Vamos con las elegidas para el Día 7 del Festival de Cine Blogs de Film Focus:

ENTRADA: Intercambio de Almas (Cold Souls)

Paul Giamatti -la personificación de la uva de Pinot Noir en Entrecopas-, se interpretará a sí mismo, una especie de Woody Allen por su obsesión con el más allá y el más acá. En “21 gramos” aprendimos cuánto pesa un alma, en este caso, sabremos también qué forma tiene, ¿lo sabremos? Sin ninguna duda es algo particular y despertará una que otra sonrisa. El hecho es que este actor entre real y ficticio está encaprichado en que su personaje de la obra rusa que interpreta le salga a la perfección dramática. No tiene mejor idea que seguir el consejo de su amigo y representante artístico y para mejorar su performance se acerca a un nuevo negocio: “El Depósito de Almas”, que invita a extraer esa parte de su cuerpo cual si fuera un órgano más y así quedar en total dominio del cuerpo y de la mente, reservando una dotación de sentimientos mínima para no convertirse en robot. 


Cuando uno se siente muy vacío podrá probar las almas de otros, según su ocupación o preocupación. Lo que no intuirán es que muchas de estas almas provienen de un mercado negro en Rusia y son transportadas por “mulas” que acumulan recuerdos e imágenes afectivas de sus portadores anteriores. 

No es un denso drama pero provoca el debate, la atención y lleva a reflexionar sobre un tema que hasta San Pablo y los griegos exploraron diciendo que el alma estaba atrapada en el cuerpo. Más que atormentarnos, como al singular Paul de la película, creo que debería tranquilizarnos sabiendo que allí como en ningún otro lugar está el sello de Dios, su imagen y semejanza. Fue participante del Festival Pantalla Pinamar 2011 en su Noche Americana, se estrenó recién en enero de este año y también  circula en algunos sitios online y en DVD.

PLATO DE RESISTENCIA: Los Descendientes
La función en la disfunción es lo primero que me viene a la cabeza después de haber visto esta segunda película de Alexander Payne, que ya nos brindara una excelente “Entrecopas” para degustar sobre todo el diálogo sobre el vino Pinot Noir que yo creo tiene mucho que ver con “Los Descendientes”. Por qué lo digo, es que como explicaba en su alocución el personaje de Paul Giamatti, este tipo de uva es muy frágil y sólo se adapta a temperaturas, humedad y suelo muy especiales para ella, y si todo sale bien dará un vino exquisito al paladar. Es así que a los que le toca vivir en el mundo de Los Descendientes les pasará un poco como a la Pinot Noir, en particular a Matt King (George Clooney) quien en ubicación geográfica parece vivir en un paraíso, Hawaii (espectacularmente filmada), pero en su situación actual nada le importa, ni el mar azul, ni las montañas verdes, ni las nubes blancas, sólo poder llegar a comunicarse con sus hijas luego de que su mujer se accidentara y quedara en coma. No se asusten, es una comedia, aunque con mucho de drama familiar. Las hijas de King, la pequeña con problemas de comportamiento en el colegio y la joven Alexandra, viviendo en un internado por abuso de alcohol, empezarán a acompañar a su padre y será un aprendizaje duro para los tres y otro que se une a la partida, el novio de Alexandra. A partir de la adversidad comenzarán a conocerse de nuevo y ese hombre, rico en tierras heredadas pero que sigue trabajando de abogado para ganarse la vida, parece un miserable frente a su esposa, que se enfrenta a la muerte y que consciente, lo llenó de reproches y levantó un muro que en la contingencia tendrá que caer por amor a las hijas. Después está el hecho de las tierras a vender con los primos de King, una infidelidad de la esposa, de la que Matt no sabe nada hasta que Alexandra se lo cuenta y mutuamente se apuntalarán para que el grupo familiar pueda seguir funcionando y esta vez no fracasen, una tarea nada fácil. La clave puede estar en desarticular prejuicios, escuchar y amar por sobre todas las cosas. ¿Todavía no ven la comedia? Ajá, quizá sea el aliciente para acercarse a la ganadora del Oscar® por su guión adaptado. 




UN CLERICOT PARA REFRESCARSE, EN LA TERRAZA O EN LA PLAYA

Clericot de vino blanco
1 botella de vino blanco seco
3 cdas de azúcar
Cubos de hielo c/n
1 manzana
1 banana
150 grs de frutillas
1 naranja

Cortar las frutas en trocitos y colocarlas en una cacerola.
Cubrirlas con azúcar.
Dejarlas macerar bien.
Añadir el vino y el hielo.
Servir bien frío en vasos.

Hasta mañana que viene el próximo RECIPes, chau, chau!