Google+ Followers

viernes, 11 de mayo de 2012

MARATON DIA 8: HEROES FUERA DE ORBITA +UN BIG BANG FINAL +UN RISOTTO CIENTIFICAMENTE PROBADO

Bazinga!, ayer terminó en los EE.UU. la 5ta temporada de The Big Bang Theory (TBBT) y para homenajear a este grupo de Friends estilo nerd, nos metemos con su saga favorita, Star Trek, en su versión anti heroica. Para finalizar, pasamos por la cocina y un toque de ciencia ayudará a la comida en la cual tropiezan hasta los mejores chefs, según palabras de Gary Mehigan, Masterchef australiano.

Entrada con GALAXY QUEST ( HEROES FUERA DE ORBITA - EE.UU.- DEAN PARISOT - 1999):
Debe ser difícil meterse con una serie con tantos adeptos, que fue atravesando generaciones, adaptándose e incluso llega a nuestros días con una remake que lleva adelante el éxitoso J.J.Abrams, pero Hollywood lo hizo y tomó a Tim Allen al que vistió como el Capitan Taggert. Resulta que justo llega el Comic-Con, o convención de fanáticos de series de la Ciencia Ficción y lo único que le puede faltar a este actor medio fracasado, cuyo único logro es ser el protagonista de Galaxy Quest es que unos alienígenas crean que él y su tripulación fueron los responsables reales de las hazañas que se cuentan en los capítulos del serial y entonces, se los lleven para terminar con las amenazas interplanetarias que se puedan cruzar por su camino.

Como una pesadilla hecha realidad, estos actores, científicos/astronautas para los extraterrestres, tendrán que aprender cómo es de verdad el Universo en el que los equívocos y las similitudes con los procedimientos que aparecían en los guiones de la serie de TV podrán convertirlos en héroes aunque ellos quieran escaparse de la tarea.


Genial, como siempre, Tim Allen en comedias suaves y sin exabruptos, secundado por un equipo de primera con la sensual Sigourney Weaver (cómo me gustaba decir este nombre cuando estaba en la radio, jaja), Alan Rickman (el Snape de Harry Potter), Tony Shalhoub (cómo no reconocer a Monk) y hasta Sam Rockwell. Con sus dudas, sus problemas y sus vidas terrestres una aventura en la que vale la pena engancharse.

FINAL DE LA QUINTA TEMPORADA DE THE BIG BANG THEORY: No es cine y ya estamos reclamando una para la pantalla grande. No va a ser ahora sino dentro de 20 años cuando ya nadie se acuerde salvo los fans que pagaremos para ver la reunión. Sheldon, Leonard, Raj y Howard junto a sus novias, 3 de ellos por lo menos, llegan al capítulo culminante y donde nos enteraremos si Leonard Wolowitz se casa al fin con su prometida, Bernadette y sale en su misión de la NASA a la estación espacial internacional. Gran idea de la dupla Chuck Lorre & Bill Prade que son casi los dueños del prime time con las sit coms como Two And A Half Man o Mike y Molly. Lo divertido de TBBT es ver cómo estos jóvenes obnubilados por la ciencia consiguen tener una vida como el resto de los mortales: alquilar un departamento, tener una novia, casarse, pensar en hijos, lavar la ropa, salir a cenar y todo eso, abandonando las pruebas de combustible nuclear, los experimentos de física cuántica y disecciones y/o las aplicaciones para teléfono celular. Lo más grave de salir de la inmadurez afectiva será nada más ni nada menos olvidarse de sus shows favoritos de TV como la adoración por Star Trek y sus personajes (Leonard Nimoy, el legendario Capitán Spock, actuó como ¿él mismo?, digo como Spock para uno de los últimos capítulos) y hasta Stephen Hawkins hizo un cameo en donde Sheldon hasta podrá discutir sus teorías. Ingenuos al querer ser irreverentes, con unos progenitores casi tan locos como ellos y unos diálogos fantásticos, sin desperdicio y desopilantes han comprado la atención de millones de fans que quieren más de ellos. Tendremos que esperar y  hasta tanto y en las repeticiones eternas, les dejo unos tips de cocina científica, ¡bahmmm!


Al final de cada capítulo de Chuck Lorre Productions se puede ver un pequeño discurso que dice algo sobre la vida, les adelanto lo que dijo para el número #389, final de la 5ta temporada:


"Esto puede sonar tonto pero tuve que enjugar mis lágrimas cuando escribimos la última escena del episodio de esta noche. Lo mismo pasó cuando lo ensayamos. Y luego otra vez cuando se hizo enfrente del público en el estudio. Y nuevamente cuando miramos la versión definitiva en la isla de edición. No sé que es, pero hay algo que viene con nosotros, algo profundamente humano
que se expresa cuando estos personajes inconcientemente se toman de la mano mientras miran a su amigo embarcado en una travesía monumental.
Al respecto, quiero aprovechar esta oportunidad para agradecerles por mirar THE BIG BANG THEORY, por ser parte de nuestro viaje.
Espero que se hayan reído un montón y sollozado un poco.
Espero que se hayan tomado de la mano de alguien. Nos vemos el próximo año." 


Diego Golombek y Pablo Schwarzbaum se disfrazaron por una vez de cocineros y en esta onda de cocina molecular que puebla los restaurantes nos explican por qué se producen ciertas reacciones o causas que hacen que algunas comidas salgan bien o sean un perfecto desastre. Su divertido libro EL COCINERO CIENTIFICO (CUANDO LA CIENCIA SE METE EN LA COCINA) no sólo servirá para conocer la historia de platos reconocidos sino para meternos en su química y provocar sonrisas en nuestros comensales.

Les dejo la receta:

"Un risotto a prueba maridos inútiles" 
(y no se lo tome a mal nadie porque no lo escribió ninguna mujer despechada, se llama así, los autores del libro le pusieron así, recuerden lo que escribí más arriba dicho por uno de los mejores chefs del mundo):
"El arroz es arroz, pero también agua. Y el agregado del líquido puede ser providencial o fatal. Acá va una receta para que no digan que los maridos no saben ni cocinar arroz. Se comienza, por ejemplo, con media taza de arroz que se calienta directamente sobre una sartén con un poquito de aceite o manteca. No hay que tener miedo, no se va a incendiar ni mucho menos, sólo hay que recordar mezclar de vez en cuando para que no se pegue ni se queme. Mientras tanto, poner a hervir agua. Cuando el agua hierva, preparar media taza de caldo (se aceptan cubitos). Una vez que el arroz esté bien transparente y muerto de sed (es fácil darse cuenta, los granos casi gritan pidiendo agua), echarle media taza de caldo (la regla es el doble de agua que de arroz), si se esperó lo suficiente, va a salir mucho humo nuevamente. Una vez que el arroz haya absorbido toda el agua (y ahora sí hay que tener cuidado porque se puede quemar muy fácilmente), listo el risotto."

Nota de RECIPes: Según escuché a algún cocinero de la tele el risotto no es porque sea una comida a base de arroz sino por el tipo de cocción. Para hacerlo más apetitoso y completo se pueden agregar hongos secos y/o frescos, perejil y quesito rallado.



Hasta el próximo RECIPes, que la Fuerza los acompañe (sí, sí, ya sé, es de Star Wars, my precioussss) y no se olviden de pasar por el
DIA 8: MARATON DE CINE BLOGGERS ORGANIZADA POR FILM FOCUS

chau, chau!