Google+ Followers

miércoles, 9 de mayo de 2012

MARATON DIA 6: RUBBER, UNA CUBIERTA TELEPATA + CON QUE SE COME RUBBER ¿?

En las señales de HBO uno se puede encontrar con películas al estilo clásico (principio, desarrollo y desenlace) o bien, engancharse porque sí en una peli sin pies ni cabeza, -esto último es literal-, como cuando se cruzó en mi camino Rubber, a secas. Hace 5 días, exactamente, tuvimos un diálogo tuitero por culpa de Rubber o mejor dicho, gracias a ella y todavía sigo riéndome de lo loco que sonaba en 140 caracteres el argumento.

Eso sí, denme unas líneas para ver con qué corcho marido esta locura rodante. Algo saldrá.

¿Estás cansado (juego de palabras
en inglés tire-tired)
de lo previsible?
RUBBER (Robert: La Rueda) (Quentin Dupieux - Francia/Angola - 2010): 
Me hizo acordar a las primeras épocas del BAFICI donde estas obras independientes y sin rumbo definido poblaban la programación. Más investigo sobre el filme, más sorpresas me llevo. Resulta que el director también compuso la música pero en la peli, los créditos dicen que el responsable de la banda sonora es Mr. Ozio, que no es nada más ni nada menos que Quentin Dupieux. Bizarro: Dupieux y Mr. Ozio comparten el cuerpo en la realidad a pesar de que en la peli aparecen desdoblados y de la misma manera es el argumento de Rubber. La cámara nos irá mostrando sillas en una carretera en el desierto y un hombre que llegó en bicicleta para colocarlas, también, en sus manos veremos binoculares. Luego, de esta instalación minimalista, un auto viene a derribar lo que el primero arregló y del baúl del auto, un tipo vestido de policía comienza un monólogo que nos dice que en el cine hay muchas preguntas que no tienen argumentos de sus creadores para responderlas: ¿Por qué E.T. es marrón y no de otro color y muchas más como éstas? Más tarde llegarán espectadores para ver algo, no sabemos bien qué y lo tendrán que hacer a través de sus  larga-vistas. Chicos, grandes, hombres, mujeres, alguien en silla de ruedas y allí, entra en acción Robert, el neumático asesino. Primero no sabe que tiene poderes telepáticos (LOL), aprende a rodar y en su rodada, descubre una chica que lo flecha y a la que comienza a seguir, mientras prueba su telepatía con cuanto objeto, animal o persona se le cruce. El conflicto se desarrollará de un lado y del otro del imaginario escenario. Para el espectador habrá como un montaje paralelo que confluirá... no sabemos muy bien dónde. Hagan un esfuerzo, no saben lo difícil que es contar esto.
Pues bien, si no les queda claro, la opción es verla y después charlamos. Ciencia ficción, truculencia, película de culto (seguramente lo será o ya lo es), ¿romance?, suspenso y mucho humor negro en esta coproducción de Francia y... ANGOLA!!!! Los chistes los hacemos por DM en la Argentina y yo sé por qué se los digo.

Para muestra hace falta un botón y les comparto el trailer:


Todo lo contrario al caucho, unas papas bien crujientes:

PAPAS ASADAS A LA FRANCESA (de Jaime Oliver con amor y para 4 a 6 personas y Pasalo!!):

Precalentar el horno a 200ºC - termostato 6 - Pelar y cortar en rodajas finas 800 g de papas - Pelar, partir por la mitad y cortar en juliana fina 400 g de cebollas medianas y 3 dientes de ajo - Separar las hojas de un manojo de perejil fresco y picarlas muy finas - Rociar con un par de chorritos de aceite de oliva una sartén grande y caliente con las cebollas, el ajo y el perejil (buena provenzal diría yo) - Sofreírlo a fuego lento 10 minutos, hasta que las cebollas estén tiernas y con un ligero tono dorado - Esparcir una pizca de sal y pimienta - Disolver un cubo de caldo de pollo o vegetal en 850 ml de agua hirviendo - En una fuente de horno más bien grande colocar una capa de papas, espolvorear generosamente con sal y pimienta y luego colocar una capa de cebollas fritas - Poner otras capas hasta que se acaben los ingredientes intentando que la última capa sea de papas - Desmenuzar dos pedazos de manteca y repartirlos por encima. - Untar con aceite un papel de aluminio y colocarlo sobre la fuente, con la cara aceitada hacia abajo, ajustarlo al borde de la fuente - Meterlo en el horno ya caliente durante 45 minutos - Retirar el papel de aluminio, empujar las papas hacia abajo y volver a meterlas en el horno entre 20 y 40 minutos, hasta que estén doradas y crujientes.


No se las coman todas y conviden a los otros maratonistas en el 6to. día del MARATON DE CINE BLOGGERS 2012 DE FILM FOCUS.

Hasta el próximo RECIPes, chau, chau!